gimnasiacc

¿QUÉ ES GIMNASIA “CUERPO Y CONSCIENCIA”?

 

Este método está dirigido a equilibrar de forma global a cada persona, con ejercicios suaves y respetuosos con el cuerpo que nos llevan a una nueva relación personal con lo que somos.

 

En este trabajo se desarrollan:

 

  • Una toma de consciencia global con técnicas de reeducación corporal, y ejercicios para sentir y percibir cómo es y cómo funcionan las distintas capas de la corporalidad (desde la respiración, la musculatura y el sistema esquelético, los sentidos…).

 

  • Rearmonización energética: Sentir cómo vivimos en los diferentes ciclos rítmicos, tales como las estaciones del año. A cada tiempo le corresponde una necesidad diferente.

 

  • Actividad y movimiento respetuosos con nuestro cuerpo.

 

 

¿EN QUÉ CONSISTEN LAS SESIONES?

 

  • Toma de consciencia.
  • Reajuste corporal con posturas, estiramientos globales.
  • Ejercicios de reequilibración como auto masaje, relajación activa.
  • Favorece la recuperación global y el alivio del dolor si hay lesión.

 

 

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

 

A cualquier persona que tenga necesidad de cuidarse de manera global (cuerpo y mente), o que tenga interés en conocerse y ayudarse más a través del cuerpo. Aprendiendo a reconocer y relajar las tensiones corporales ganamos bienestar y salud. Como se trata de sesiones suaves y adaptadas a cada persona, son beneficiosas para recuperar movilidad naturalmente y aliviar las molestias de cada día.

 

 

 

El tratamiento se realiza en sesión individual con una duración de una hora aproximadamente. La GCyC es un método suave y global y puede ser aplicado en cualquier persona desde los 7 años hasta la 3ª edad. La GCyC es eficaz en los casos de prevención de lesiones y para un buen mantenimiento de la elasticidad corporal. Se practica en forma de autoposturas.

 

 

La GCyC está especialmente recomendada en los siguientes casos:

 

  • Higiene postural (educación postural)
  • Preparación maternal (parto y post-parto)
  • Gimnasia de mantenimiento
  • Escoliosis, hiperlordosis, hipercifosis
  • Dolores de espalda (agudos o crónicos)
  • Rigidez y dolor articular
  • Pies cavos y planos, hallus valgus (Juanetes)
  • Problemas de rodillas
  • Adormecimiento y hormigueos en las manos, hombro congelado, etc.
  • Contracturas, cansancio y calambres musculares (hipertonía muscular, stress).
  • Cefaleas, jaquecas, vértigos de origen mecánico, tortícolis.
  • Secuelas musculares de afecciones neurológicas, patología de esfínteres.
  • Secuelas: de traumatismos, fracturas, esguinces, luxaciones, postquirúrgicas.